La trampa ecológica que hundió a Volkswagen

El escándalo Volkswagen, paso a paso

Los problemas legales y de imagen del Grupo Volkswagen han empezado a multiplicarse en Estados Unidos, con la apertura de varias investigaciones tras saberse que el fabricante alemán trucó casi medio millón de vehículos diesel para evitar las regulaciones medioambientales. Estas son las claves del conflicto.
¿Cuándo y por qué saltó el escándalo?

El 18 de septiembre, la Agencia de Protección Medioambiental Estadounidense (EPA) descubrió que Volkswagen había manipulado el funcionamiento de sus coches, cuando los ponía a prueba para medir sus emisiones y no daban la medida exacta de lo que realmente contaminaban. En circunstancias reales, los niveles contaminantes son 40 veces mayores, dice la EPA.

¿A qué vehículos afecta?

A varios modelos diesel comercializados entre 2008 y 2015 (Jetta, Beetle, Audi A3 y Golf, además de los Passat fabricados entre 2014 y 2015). En total, más de 11 millones de vehículos.

¿Es un caso único en EE.UU.?

Se ha destapado en EE.UU., pero las autoridades europeas sospechan que el fraude es mundial. Franceses y alemanes han pedido a la CE que investigue el asunto en Europa.

¿A qué multas se enfrenta?

Aún no está claro. Solo en EE.UU. esta manipulación le podría costar una multa de hasta 38.500 dólares por cada vehículo, una sanción total de más de 18.000 millones. Aunque la peor parte es el daño a la imagen de la compañía. En dos sesiones, las acciones han bajado un 35%.

¿Qué hacer si se tiene un coche afectado?

Si se vive en EE.UU. es probable que ya se hayan puesto en contacto con los usuarios para una revisión extraordinaria. Si se vive fuera, depende de la normativa de emisiones del país, y de si la administración decide tomar cartas en el asunto. Es probable que Volkswagen tenga que hacerse cargo de los gastos.
Comparte en Google+
    Comenta con bloger
    Comenta con FaceBook

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada