Cómo ser Barbie y Ken en la vida real... por 300.000 euros

Hay obsesiones que pueden resultar ciertamente surrealistas. Anastasia Reskoss y su novio, Quentin Dehar, llevan ya casi la friolera de 300.000 euros gastados en operaciones de cirugía estética para tratar de parecerse lo más posible a... Barbie y Ken. Sí, los famosos muñecos de la firma Mattel.

 Cualquiera podría pensar que esto carece de sentido común, y no estaría desencaminado. El asunto tiene su historia.


Tal y como informa el blog Izismile, el único deseo de esta pareja (ella 20 años y él 23) es ser idénticos a las famosas e históricas figuras. Aunque la cosa no se queda aquí, porque la ingente cantidad de dinero que se han gastado no es un número cerrado; piensan gastar más y más. Ambos aseguran que la «obra aún no está finalizada», y que les quedan algunos retoques.Estos son ellos antes de empezar su transformación en Barbie y Ken.

No se sienten avergonzados por esta increíble metamorfosis, ni mucho menos. Es tal el orgullo que sienten por este increíble propósito, que hasta no dudan en sacar a la luz el coste y los detalles de todas las operaciones que se han hecho en los últimos tiempos. Por ejemplo, solo 'la delantera' de la joven han costado más de 13.600 euros, una absoluta barbaridad. Quentin, por su parte, se ha dejado practicamente la misma suma de dinero solo en arreglos para su nariz, sin olvidar los 70.000 euros que tuvieron que abonar para conseguir un coche como el de la popular pareja de muñecos.

Un viejo anhelo, con antecedentes

Anastasia, o Barbie, como se prefiera, asegura que a los 15 ya tenía claro que quería convertirse en la muñeca favorita de millones de jóvenes en todo el mundo. «Fui una buena estudiante, pero pronto me di cuenta de que quería parecerme a ella. Mis padres, al fin y al cabo, preferían una hija preocupada por su apariencia que preocupada por las drogas», comenta. Ver para creer. Por otro lado, Quentin está prendado del físico y el estilo de vida ostentoso del guapo Ken.

Pero, para sorpresa (o no) de muchos, no son los primeros que han tenido y llevado a cabo la idea de convertirse en los Barbie y Ken de carne y hueso. El último antecedente que se recuerda es el de dos jóvenes que, lejos de formar una pareja, sentían repulsión mutua. Inolvidable también es Cindy Jackson, conocida como «la mujer Barbie» o la mujer con más operaciones estéticas; ha pasado 52 veces por el quirófano para hacerse todo tipo de remodelaciones corporales y faciales con las que parecerse a la popular muñeca. No solo eso, el pasado mes de junio se conoció el fallecimiento del brasileño Celso Santebanes, otro Ken de la vida real. No hicieron falta ni dos semanas para que Internet encontrase a su nuevo 'muñeco humano', Mauricio Galdi. En definitiva, no se puede coger por ningún lado; este es un mundo de locos.
Comparte en Google+
    Comenta con bloger
    Comenta con FaceBook

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada