Julio Iglesias insulta a Donald Trump El País

 Julio Iglesias también se ha plantado ante los comentarios xenófobos de Donald Trump, el magnate que está compitiendo para ser candidato del Partido Republicano en las elecciones de Estados Unidos del próximo año.

Iglesias, de 72 años y asentado desde hace décadas en la cosmopolita ciudad de Miami, ha tildado de “payaso” a Trump, quien ha convertido la inmigración en el eje de su campaña con diversas soflamas insultantes, especialmente contra los mexicanos, a los que ha identificado con traficantes de droga o violadores. El cantante ha anunciado que no volverá a cantar en ninguno de los casinos de Trump, quien ya acumula una legión considerable de empresas y personalidades que le están dando la espalda de forma abierta.

“He cantado muchas veces en sus casinos, pero no volveré a hacerlo. Me parece un gilipollas. Cree que puede arreglar el mundo olvidando lo que los inmigrantes han hecho por su país. ¡Es un payaso!, y perdón por los payasos”, dijo el cantante en una entrevista con el diario La Vanguardia. Las agresiones verbales de Trump contra México han molestado especialmente a Iglesias, que precisamente presentó hace dos semanas en este país el que será el último disco de su dilatada carrera. Este álbum, que se llama México, es un homenaje a grandes compositores de este país. “México es un país que amo profundamente. Los mexicanos han dejado momentos indelebles en mi vida. Conozco este país como si fuera el mío y siempre lo llevo en mi corazón. La música mexicana es universal y sus compositores, legendarios”, dijo Iglesias el pasado 23 de septiembre en la presentación del nuevo disco.

Recién salido de una convalecencia, Iglesias no ha sorteado una polémica sobre la que ya se han pronunciado otros artistas, como Ricky Martin, Shakira o Gloria Estefan; cocineros como el español José Andrés, que ha renunciado al restaurante que tenía previsto abrir en un hotel que Trump construye en Washington; o empresas como Univisión o Macy`s, que han roto con el multimillonario metido, quién sabe si temporalmente, a político. Entre otras cuestiones, Trump ha defendido la expulsión de los 11 millones de inmigrantes sin papeles que hay en Estados Unidos y la construcción de un enorme muro con México.

Julio Iglesias ha dicho que se ha encontrado tres o cuatro veces con Donald Trump en su vida como consecuencia de las actuaciones que ha tenido en sus casinos, unas actuaciones que no volverán a repetirse nunca más por las tesis políticas que el candidato republicano está manteniendo en materia migratoria. “Su posición no es la correcta”, dijo el artista, que quiso zanjar cualquier duda acerca de si su intervención en la controversia política está relacionada con la promoción de su nuevo disco.

A diferencia de otros candidatos, tanto republicanos como demócratas, Trump no solo no está cortejando el voto hispano de Estados Unidos, sino que lo menosprecia, lo que ha creado una corriente de opinión fuerte en esta comunidad contra el magnate. Las previsiones apuntan a que 16 millones de hispanos votarán en las elecciones estadounidenses el próximo año. Un caudal de votos muy importante, más si se tiene en cuenta que Barack Obama ganó las elecciones de 2012 por un margen de cinco millones de sufragios.

Comparte en Google+
    Comenta con bloger
    Comenta con FaceBook

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada